7 razones por las que Viega ProPress® es la mejor opción

"¿Qué hay de malo con el sistema de fontanería tradicional?"


Escuchamos mucho esa pregunta. Y no hay nada de malo con el sistema tradicional de instalar la tubería de cobre. Es confiable, relativamente fácil de aprender y todo contratista de plomería debe saber cómo hacerlo. Pero no es la mejor manera de unir tuberías de cobre: ​​presionar con ProPress sí lo es. Aquí hay siete razones que te lo explican:


1. Prensar es la opción más segura:

La principal desventaja, y peligro, del sistema tradicional es que requiere calor y una llama abierta. Ya sea que se trate de una nueva construcción, remodelación o reparación, el uso de una llama presenta un elemento de riesgo para las personas y la propiedad y requiere precauciones de seguridad adicionales, que incluyen, a veces, una vigilancia contra incendios.

Un informe de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios examinó los incendios de estructuras de EE. UU. causados ​​por trabajos en caliente entre 2014 y 2018. Encontró que el equipo se instalación tradicional era responsable del 18% de los incendios causados ​​por el trabajo en caliente.

Sin llama significa que no hay necesidad de una vigilancia contra incendios ni de obtener un permiso para trabajos en caliente. Eso ahorra tiempo y dinero. Y el prensado es seguro para usar en situaciones donde el riesgo de incendio o explosión es tan grande que es extremadamente peligroso o imposible realizar trabajos en caliente, como en hospitales, refinerías de petróleo, plantas químicas, etc. En esos casos, el prensado es la única solución segura.


2. Prensar es más rápido:

Incluso cuando lo hace el contratista más hábil, la instalación tradicional de cobre es lenta y toma varios minutos por unión. La preparación, incluida la aplicación de plata y la preparación de la tubería, requiere mucho tiempo.

El prensado no requiere tanta preparación y, independientemente del tamaño y el material de la tubería o tubería, se puede realizar en tan solo unos segundos por unión. En trabajos más grandes, el prensado ahorra horas e incluso días, y esto significa que ahorra dinero.


3. Prensar es más preciso:

Corte el tubo, conecte el accesorio y presione el gatillo. Eso es presionar en pocas palabras. Las tuberías no tienen que limpiarse a fondo, como se hace al soldar, y no hay fundente ni calor involucrados. El prensado depende menos de la habilidad y la experiencia del contratista individual para hacerlo correctamente.


4. El prensado se puede realizar incluso con el agua corriendo:

No se puede instalar con el método tradicional en tuberías si el agua corre a través de ellas. Eso significa tener que cerrar el agua en una válvula dedicada o en la principal y luego drenar el sistema antes de soldar. Todo eso lleva tiempo adicional y es un inconveniente tanto para el instalador como para el usuario final.

El prensado se puede hacer sin cerrar el agua, lo que ahorra tiempo y limpieza y minimiza el tiempo de inactividad.

5. El método tradicional no tiene Smart Connect:

La tecnología Smart Connect de Viega facilita a los contratistas la identificación de conexiones sin presionar durante las pruebas. No hay manera de hacer eso con una unión instalada con el método tradicional.


6. Prensar da de qué hablar visualmente:

No importa cuán hábil sea el contratista, el método tradicional deja residuos en la tubería. Si bien la apariencia es secundaria al rendimiento, los contratistas se enorgullecen de sus instalaciones. Una conexión prensada siempre se verá mejor que una tradicional.

7. Prensar requiere menos equipo:

Una herramienta de desbarbado, una herramienta de prensa y accesorios es todo lo que se necesita para prensar. Para el método tradicional se requiere un soplete, tela ignífuga, tela para lijar, fundente o plata, soldadura, cepillo de ajuste, botella rociadora y extintor de incendios.


Entonces, si bien no hay nada de malo con el método tradicional, está más que comprobado que la opción más eficiente, limpia y segura es con Viega ProPress.